¿Por qué limpia el jabón?

Creo que existen dos tipos de personas; primero están quienes se conforman con saber que un producto funciona, y luego estamos los que nos cuestionamos absolutamente todo, simplemente por la curiosidad de saber mucho más allá el porqué de cada cosa. Es ahí donde nos preguntamos ¿por qué limpia el jabón? Y la química tiene interesantes respuestas para nosotros, pues este producto no funciona solo por arte de magia.

Continúa leyendo y no te quedes con la duda; ya luego querrás explicarle a todos cómo es que el jabón cumple con su excelente y muy necesaria función. ¡Veamos!

¿De qué está compuesto el jabón?

Bien, esta pregunta es muy importante conocerla, pues de los compuestos del jabón es que se vale su función, claro está.

En pocas palabras, el jabón es una especie de sal proveniente de la “saponificación” (una reacción química); y como bien sabemos, la típica sal que conocemos (utilizada en la cocina) puede ser disuelta en agua, pues esta también.

Ahora bien, hay algo que hace especial a las moléculas de jabón, y es el hecho de que están formadas por una parte hidrófila y otra hidrófoba, mismas que le permiten efectuar la función de limpiar.

  • Hidrófila: capta las moléculas de agua y se une a ellas.
  • Hidrófoba: Repele las moléculas de agua.

Entonces, la parte hidrófila y la parte hidrófoba en conjunto, permiten que el jabón pueda unirse tanto con el agua como con el aceite; y ya por aquí nos va dando una pista de cómo es que podrá limpiar nuestra piel, ropa, etc…

¿Cómo limpia el jabón?

En tal sentido, teniendo en cuenta lo anterior, podremos definir cómo y por qué limpia el jabón. Básicamente, ambas parte que conforman las moléculas de jabón encapsulan toda la grasa; esto lo hacen encerrando todas esas partículas de grasas con la parte hidrófila, y expulsándolas con la parte hidrófoba.

Entonces, así podemos entender que gracias a que el jabón se adhiere a las grasas para después eliminarla de la superficie donde lo usemos, cumple su función de limpiar, pues es en la grasa donde encontramos el polvo, la mugre, las células muertas, muchas bacterias y demás.

En realidad no es nada complicado entender este proceso; siempre y cuando recuerdes lo que son las secciones “Hidrófila” e “Hidrófoba”, podrás explicarles a todos tus amigos y familiares  por qué el jabón limpia.