¿Qué es y para qué sirve el jabón neutro?

Si tu piel sufre de algún padecimiento, seguramente alguna vez alguien te habrá recomendado utilizar el tan popular “jabón neutro”, y tú sin conocer del todo de qué se trata, llegaste a este artículo. Pues estás en el lugar indicado, pues te daré todos los detalles de lo que necesitas saber.

¿Qué es?

Básicamente estamos hablando de un producto que posee una composición semejante al del Ph de la piel humana; siendo el Ph de la piel de 5.5, los jabones neutros se crean con el mismo. Gracias a ello, al entrar en contacto con la epidermis, ésta no lo percibe como un agente externo y lo absorbe con naturalidad, acción que disminuye el riesgo de padecer de efectos adversos (por muy sensible o delicada que sea tu piel).

Composición y apariencia

Este tipo de jabón,se encuentra compuesto principalmente por cebos de animales, como grasas y aceites. Para ser realmente “neutro”, su estructura debe ser completamente natural, es por ello que tienden a carecer de fragancia, no producen nada de espuma al entrar en contacto con el agua y deben ser de colores claros, como beige o blanco; así que si te intentan vender un jabón que tiene colores muy brillantes u oscuros, ¡alerta!, probablemente esté alterado por algún químico o conservante, y no será neutro del todo. En algunos casos, se pueden usar pigmentos naturales para darle otro aspecto al jabón, pero esto es muy poco frecuente.

En tal sentido, siempre asegúrate de conocer los ingredientes del producto antes de someterlo a prueba, así evitarás inconformidades por su uso.

¿Para qué sirve?

Principalmente, los jabones neutros son adecuados para limpiar tu tipo de piel, bien sea grasa, seca o mixta, ya que su composición los vuelve hipoalergénicos. Usualmente son muy recomendados para personas con inconvenientes de índole dermatológica (siempre bajo prescripción médica). Así mismo, su falta de fragancia los convierte en los más elegidos por personas que sufren de alergias o que padecen de sensibilidad ante olores fuertes.

Por otro lado, al estar compuestos casi en su totalidad de grasas y aceites, son ideales para funcionar como desmaquillante, ya que penetran profundamente en los poros de la piel, actuando como limpiador e hidratante al mismo tiempo, siendo más nutritivos para tu cutis que otros jabones.

Si tu piel es de origen graso, permíteme decirte que el jabón neutro es una opción perfecta para ti, ya que controla el exceso de cebo en el rostro, haciendo que la piel luzca limpia pero no reseca; y ¡no contienen parabenos! Vaya que ayuda eso con la disminución en la producción de acné.

Por cierto, pueden ser aplicados diariamente sin problema alguno.

Otros usos relevantes

Este jabón puede ser utilizado para el cuidado del cabello. Si sufres de problemas de caspa, puedes aplicarlo en tu cuero cabelludo para hidratarlo, te ayudará contra esta afección. Así mismo, contribuye a controlar la grasa del cabello, aporta brillo y sedosidad.

También, es ideal como antiséptico para lavar heridas superficiales, evitando así riesgos de infección.

El jabón neutro es un producto fácil de conseguir en el mercado, por lo cual está al alcance para tu uso; y ahora que ya sabes de lo que se trata este producto, ¡ve y compra uno! Tu piel te lo agradecerá.